Turnos On Line - Treelan Sistema Medico Integral

Degeneración macular

degeneracion_macular_2La degeneración macular es una enfermedad de la mácula, que es un área de la retina en la parte posterior del ojo, que es responsable de la visión fina de los detalles. La pérdida de la visión ocurre gradualmente y típicamente afecta a ambos ojos en diferentes grados. Aún con la pérdida de la visión central, los colores y la visión periférica pueden permanecer claros.

Síntomas de degeneración macular

- la degeneración macular temprana puede causar mínimos cambios en la visión, si pueden ser notados.

- dificultad para leer sin luz extra o aumento.

- visión distorsionada o borrosa de los objetos o formas, colores y tamaños anormales.

- la sensación que los objetos “saltan” cuando usted trata de mirarlos directamente.

- dificultad para conducir o leer.

- incapacidad para ver detalles.

- mancha ciega en el centro de la visión.

Hay dos formas de degeneración macular relacionada con la edad, húmeda y seca:

Degeneración macular húmeda:

Ocurre cuando vasos sanguíneos filtrantes anormales, crecen por debajo de la retina en el área de la mácula. Estos cambios conducen a visión distorsionada o borrosa y en algunos casos, una pérdida rápida y severa de agudeza visual.

Degeneración macular seca:

La mayoría de los casos de degeneración macular, son del tipo seca, en la cual hay adelgazamiento o deterioro de los tejidos de la mácula o la formación de depósitos amarillos anormales llamados drusen. La progresión de esta forma de degeneración macular es muy lenta y no siempre afecta a ambos ojos por igual.

Causas o factores contribuyentes a la degeneración macular:

La causa primaria de la degeneración macular, es desconocida. Las mujeres tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad que los hombres. Los caucásicos son mas propensos que los afro americanos.

•    Edad: la degeneración macular es la principal causa de la disminución de la visión en personas mayores de 65 años.

•    Herencia: la degeneración macular pareciera ser hereditaria en ciertas familias y no en otras.

•    Exposición solar prolongada

•    Fumadores

•    Presión sanguínea alta

•    Colesterol alto

•    Hipertensión

•    Deficiencias nutricionales

•    Diabetes

•    Daños en la cabeza

•    Infecciones

Diagnóstico de la degeneración macular:

Su oftalmólogo puede detectar cambios en la mácula mirando dentro de sus ojos con varios instrumentos.

Para detectar sutiles cambios en la visión, se puede utilizar una cartilla denominada Grilla de Amsler.

La Angiografía digital es el estudio mas utilizado para el diagnóstico de la degeneración macular. Durante el estudio, se inyecta en la vena del brazo, una sustancia inofensiva  rojo anaranjada, llamada Fluoresceína. La fluoresceína viaja por el cuerpo hacia los vasos sanguíneos de la retina. Una cámara especial toma múltiples fotografías. Luego, las fotografías son analizadas para identificar daños en el revestimiento de la retina o vasos sanguíneos atípicos. La formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de vasos existentes, en o debajo de la mácula, es el primer signo físico de que puede desarrollarse una degeneración macular.

El OCT (OPTICAL COHERENCE TOMOGRAPHY SCANNER) utilize longitudes de onda para crear un mapa del contorno de la retina y puede mostrar áreas de adelgazamiento o acumulación de fluido.

Tratamiento de la degeneración  macular:

En estadios tempranos de la degeneración macular, se recomiendan controles oculares regulares, atención a la dieta, y monitoreo visual en el hogar y posiblemente suplementos nutricionales.

Dieta y suplementos nutricionales

Se han realizado investigaciones en el uso de vitaminas y suplementos nutricionales antioxidantes para tratar de prevenir o disminuir la degeneración macular. Se cree que los antioxidantes protegen contra los efectos dañinos de los radicales libres. Un grupo de antioxidantes potencialmente importante son los carotenoides, que son los pigmentos que le dan el color a las frutas y vegetales. Dos carotenoides que se producen naturalmente en la mácula con la luteína y zeaxantína. Algunos estudios de investigación sugieren que las personas cuyas dietas son altas en luteína y zeaxantína pueden tener un menor riesgo de desarrollar degeneración macular. Las coles y  espinaca cruda son los vegetales con mayor cantidad de luteína y zeaxantina. También se pueden incorporar suplementos nutricionales antioxidantes.

Ayuda y suplementos para la baja visión.

Desafortunadamente, la mayoría de los casos de degeneración macular húmeda y prácticamente todos los casos de degeneración macular seca, no son tratables. En estos casos, cierto tipo de suplementos pueden ayudar a vivir con la disminución de la visión caudada por la degeneración macular. Estos van desde lupas manuales a sofisticados sistemas de video cámaras para aumentar una página impresa. Están disponibles en el mercado, libros impresos en letras grandes, libros o revistas grabados para escuchar, juegos de cartas de impresión grande, relojes y balanzas parlantes y muchos otros dispositivos.

Inyecciones

Los antiangiogenicos son un nuevo tratamiento para la degeneración macular húmeda relacionada con la edad. Estas inyecciones bloquean el anormal crecimiento de vasos sanguíneos y su filtración.

Tratamientos con Láser

En casos raros de degeneración macular humeda, se puede recomendar el tratamiento con láser. Esto involucra el uso de luz láser indolora para destruir los vasos sanguíneos filtrantes anormales por debajo de la retina. Este tratamiento sólo es posible cuando los vasos sanguíneos anormales están lejos de la mácula, por lo tanto, la mácula no será afectada por el láser. Sólo pocos casos cumplen con este criterio. Cuando puede utilizarse el tratamiento láser, puede disminuir o detener la progresión de la enfermedad pero no recupera la visión que ya se ha perdido.

Algunos casos de degeneración macular húmeda, se pueden tratar con terapia fotodinámica o PDT. En esos casos, se puede lograr la disminución de la pérdida de visión y algunas veces, mejora de la visión perdida.